miércoles, 15 de octubre de 2014

CUERNOS






AUTOR: Joe Hill
EDITORIAL: Suma
Nº DE PÁGINAS: 464
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda
PRECIO: 9,99 










Ignatius Perrish se levanta tras una noche de intensa borrachera, del día anterior no recuerda nada, tan solo el incesante martilleo en la cabeza producto de una resaca que le asegura que anoche se corrió una buena juerga. Cuando por fin logra llegar al cuarto de baño se estremece de terror al observar su reflejo en el espejo, pues en las sienes le han aparecido dos incipientes cuernos.

Lo cierto es que desde hace un año se encuentra en una montaña rusa que no hace más que bajar, el año anterior su novia Merrin, fue asesinada y todos los habitantes de Gideon le culpan de lo ocurrido, así que los cuernos deben de ser una alucinación originada por el infierno en el que se ha convertido su vida desde entonces. Sin embargo, cuando Ig comienza a interactuar con la gente sus peores sospechas se corroboran; los cuernos no son producto de una alucinación, son reales y lo más real de todo es el poder que ejercen en los demás, les anima de algún modo a confesarle sus más oscuros y sucios secretos y a pedirle su aprobación para satisfacer y dar rienda suelta a sus más recónditos pecados.

-No- dijo Ig-. Sólo la llevo porque no tengo unos leotardos rojos y una capa.
- ¿unos leotardos rojos y una capa?
Glenna parecía algo confusa.
-¿No es así como viste el diablo? Con un disfraz de superhéroe. En muchos sentidos creo que Satanás fue el primer superhéroe.

Por estos lares seguro que a nadie le pilla desprevenido que Joseph Hillstrom King es hijo del magnífico Stephen King. Joe Hill nos sorprende en Cuernos con una trama y un argumento altamente originales, con un lenguaje ágil y un humor negro que tiñe toda la historia. Hill mezcla líneas temporales, transportándonos al pasado y devolviéndonos de nuevo al presente, introduciendo flashbacks en los puntos adecuados para dejarnos conocer en profundidad a los personajes, de tal forma que no carecemos de un ápice de información sobre ellos, lo que nos llevará a comprenderlos, a empatizar con ellos, a entender todas y cada una de sus motivaciones y a compartir con Ig su sed de venganza.

…en muchas religiones Satán es el bueno. El que se lleva a la cama a la diosa de la fertilidad y, después de juguetear un rato, crean el mundo. O  las cosechas. Algo. Aparece para engatusar a los indignos, para llevarlos a la perdición, o al menos les anima a dejar de beber. Ni siquiera los cristianos se ponen de acuerdo sobre qué hacer con él. Si lo piensas se supone que él y Dios están constantemente enfrentados. Pero si Dios odia el pecado y Satán castiga a los pecadores, ¿acaso no están en el mismo bando? ¿No son el juez y el verdugo de un mismo equipo?

En Cuernos podemos distinguir dos partes esenciales que componen la novela, por un lado, la transformación sobrenatural de Ig y por otro la narración en la que Joe Hill a modo de flashbacks nos hace participes de la vida de sus protagonistas, como descubren la amistad, el amor… no nos encontramos ante una novela de terror per se. Aunque contenga elementos sobrenaturales, Cuernos es una exploración del lado oscuro del ser humano, y es que ¿qué sentirías al conocer los pensamientos y secretos más perversos y sucios de las personas que más quieres?


Bienaventurados los que lloran, porque en cuanto levanten la cabeza recibirán otra patada en los huevos. Eso no salía en la Biblia, pero tal vez debería.

Dentro de poco Cuernos será llevada a la gran pantalla.



∞+++

1 comentario: