miércoles, 25 de febrero de 2015

CUADERNO PARA DOS




AUTOR: Rachel Cohn, David Levithan
EDITORIAL: Molino
Nº DE PÁGINAS: 324
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda
PRECIO: 16 












Imagínate deambulando por una de las librerías más emblemáticas de Nueva York, te has parado junto a los libros de tú autor favorito, contemplas los lomos de todas esas historias que te están esperando, y allí mismo lo ves; su color rojo salta a la vista y como un imán atraído por un campo magnético alargas el brazo y coges el cuaderno, (un Moleskine rojo), la portada reza: ¿te atreves?, abres el cuaderno, ¿y qué haces entonces?, obvio, ¿no? sigues sus instrucciones y aceptas el desafío.


Es Navidad en Nueva York, época que Dash detesta: los tumultos de gente, la alegría fingida, las hordas de turistas que atestan la ciudad en esa época del año...aunque esta Navidad va a ser diferente,ya que Dash se las ha ingeniado para quedarse solo, disfrutando del silencio y de su propia compañía, ¿y qué mejor lugar para pasar las vacaciones navideñas que La Strand? Una colosal librería que alberga dieciocho millas de estanterías repletas de libros, allí Dash encontrará el cuaderno de Lily; una joven ingenua y encantadora que adora la Navidad y que esta decidida a aceptar el peligro y correr aventuras. ¿Entrará Dash en el juego que le propone Lily?

Fresca, ingeniosa y extremadamente divertida, así es Cuaderno para dos, una novela escrita a cuatro manos por David Levithan y Rachel Cohn que juntos forman un tándem más que perfecto. David Levithan es editor y escritor de literatura juvenil mientras que Rachel Cohn dejó a un lado las ciencias políticas para demostrar que lo suyo era la escritura de ficción. Y ambos saben lo que quieren y lo que buscan; una novela divertida, que habla del amor y de las relaciones sin llegar a ser superflua, que no necesita ser almibarada ni empalagosa para ser entrañable.

El planteamiento que ambos escritores proponen es tremendamente original: dos chicos que quizá no estaban destinados a conocerse se encuentran conectados por un cuaderno rojo, retándose mutuamente a hacer cosas que de otra manera probablemente nunca harían, expresando sus pensamientos más íntimos en sus páginas,y que curioso resulta ser que frente a un desconocido o unas páginas en blanco podamos ser más nosotros mismos, o en palabras de Dash: ¿Por qué necesitamos sentir esa desconexión para poder conectar? Cuaderno para dos nos ofrece reflexiones, lugares comunes y no tan comunes sobre el amor y la vida que todos alguna vez nos hemos planteado: ¿necesita el amor de futuro o le vale con el presente?, ¿todos tenemos a un prototipo ideal en nuestra cabeza y cuándo la realidad entra nos hace enfrentarnos con nuestras expectativas e ilusiones?, ¿realmente necesitamos a alguien o nosotros mismos podemos ser ese alguien?

¿Crees qué los cuentos de hadas son solo para chicas? Aquí tienes una pista: pregúntate quien los ha escrito. Te lo aseguro, no fueron solo mujeres. Es la gran fantasía masculina. Un baile es todo lo que se necesita para saber que es ella. Todo lo que se necesita es el sonido de su canción desde la torre o mirar su rostro dormido. Y lo sabes al instante: esta es la chica de tu cabeza, durmiendo o bailando o cantando ante ti. Sí, las chicas quieren a sus príncipes, pero los chicos desean también a sus princesas. Y no quieren un noviazgo muy largo. Quieren saberlo inmediatamente.

Cada capítulo esta narrado por Dash o por Lily, los personajes están perfectamente delineados; Dash un chico inteligente, enamorado de las palabras y la literatura, rematadamente sarcástico, con un humor negro desternillante y con un puntito pretencioso que le hace arrebatador. Lily una chica ingenua, que se muere de ganas por escapar del halo protector de su familia y explorar su lado oscuro, realmente encantadora. Ambos consiguen conquistar al lector a su manera. No nos podemos olvidar de los personajes secundarios que adquieren una notable importancia y están muy bien caracterizados.

Yo era horriblemente libresco, hasta el punto de manifestarlo en público, aún sabiendo que hacerlo no era socialmente aceptable. Libresco...,un adjetivo que me gustaba especialmente y que los demás utilizaban tan a menudo como baqueta o acuache o malandrín.

Lo que más me ha gustado de Cuaderno para dos es que me ha hecho reír, no el esbozo de una sonrisa al leer un párrafo particularmente ingenioso o divertido, sino que en más de una ocasión Rachel Cohn y David Levithan han conseguido arrancarme una auténtica carcajada. Y además de poseer reflexiones ingeniosas, diálogos divertidos y cargados de sarcasmo Cuaderno para dos es un tributo a la literatura, Lily y Dash son unos personajes muy librescos y como no podía ser de otra manera, sus conversaciones y pensamientos están salpicados de referencias continuas a la literatura, y ¡ay amigos!, ¡adoro los libros que nos hablan de otros libros!



Porque a veces siento que estoy ebrio de positivismo. A veces me asombra el lío de palabras y vidas y quiero formar parte de ese lío.

¿Qué queréis que os diga? Levithan y Cohn me han conquistado, me han dejado una dulce sensación cargada de esperanza aunque el miedo sea aplastante porque como dice Langston: la recompensa está en el riesgo.

∞+++


No hay comentarios:

Publicar un comentario