jueves, 12 de marzo de 2015

MATEMOS AL TÍO






AUTOR: Rohan O´Grady
EDITORIAL: Impedimenta
Nº DE PÁGINAS: 336
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda
PRECIO: 22   










Barnaby Gaunt y Christie llegan a una encantadora y remota isla de la costa de Canadá, el pequeño Barnaby huérfano y a la tutela de su tío debe esperarle para pasar juntos unas magníficas vacaciones de verano, por su parte Christie de aspecto macilento y actitud más bien hosca estará al cuidado de la cabrera de la isla, que ha recibido una retribución por parte de la madre de la pequeña para que pase allí el verano.


Todo apunta a que van a pasar un vacaciones de ensueño en la islita; jugando, haciendo travesuras, atiborrándose de dulces...sin embargo todo cambia con la llegada de Tío. Ante tan solo la mención de su nombre el rostro de Barnaby se descompone y deja de ser un niño enérgico, de apetito voraz y carácter alegre para convertirse en alguien adusto y a la defensiva. Tío a simple vista es alguien afable, sociable y encantador, pero Barnaby sabe que eso es pura fachada, tras esa máscara se encuentra un monstruo sádico que tiene un único objetivo: matar a Barnaby para entrar en posesión de su más que suntuosa herencia de diez millones de dólares, ¿y quién va a creer a Barnaby? sólo Christie lo hace, y le aporta una solución más que sensata: Barnaby debe matar a Tío antes de que este lo mate primero a él. Sin embargo son varios los obstáculos que tendrán que sortear; desde la presencia del sargento Coulter, un policía montado de ética y principios intachables que desconfía de ellos, Una Oreja un puma que merodea por la isla con varias deudas que ajustar, hasta la privilegiada y malvada inteligencia de Tío que no deja nunca un cabo suelto.

Hemos tenido que esperar mucho tiempo hasta que Impedimenta con una edición preciosa nos ha traído, por primera vez traducida al castellano esta novela considerada un clásico de culto.

A pesar de su corta extensión, los personajes de la novela están profundamente desarrollados:el sargento Albert Coulter un hombre íntegro que vive arrastrando la culpa de saberse el único superviviente de una guerra que se cobró muchísimas vidas en la isla, los Brooks una adorable pareja de ancianos que regentan la única tienda de la isla y que ven en Barnaby la reencarnación de su hijo, Una Oreja, un puma que representa la crueldad humana y la isla maravillosamente descrita; un lugar exótico, familiar y sobre el que aún planea la tragedia de la guerra. Por su parte, Barnaby y Christie son dos niños de moralidad dudosa, su personalidad se balancea continuamente entre la inocencia y la ingenuidad propias de su edad y la perversidad y crueldad más afiladas.


-¿Qué voy a hacer, Christie? ¿Qué voy a hacer? Tengo tanto miedo...
Christie se quedó pensativa, entornó los ojos y apretó los labios en una fina línea.
-Bueno-dijo finalmente-,para empezar, deja de comportarte como un bebé. Si es tan malo como dices, y que conste Barnaby Gaunt, que no estoy diciendo que me crea todo lo que dices porque siempre lo exageras todo, pero si es tan malo, solo nos queda una opción.
-¿Y cuál es? ¿Qué vamos a hacer Christie? ¡Haré lo que sea!
-Tendremos que asesinarlo a él primero- dijo Christie.
Barnaby la miró con asombro y admiración mientras que esta, sentada en el borde del camastro, balanceaba tranquilamente las piernas en el aire.

La novela se vuelve realmente interesante cuando los dos pequeños criminales se dan cuenta de que no es tan fácil como pensaban ejecutar un asesinato, las posibilidades son infinitas: ahogamientos, cuchillos de diferentes longitudes, armas de fuego...pero todo esto contando con que Tío es un genio malvado realmente astuto. Los pasajes más divertidos de la novela son también los más morbosos y perversos.

Además, su misma inexperiencia era de gran utilidad, puesto que no estaban sujetos a ningún principio preconcebido a la hora de planear su asesinato. El arma de fuego, sabían, era la opción más lógica, pero no por motivos personales. Si hubiera sido viable, les habría dado lo mismo usar marihuana, el frío acero o un veneno cualquiera para despachar a Tío, siempre y cuando el método diera resultado.

Una novela genialmente retorcida, que ya no tenéis excusa para no leer después de que Impedimenta nos trajera una edición tan maravillosa.

∞+++

4 comentarios:

  1. Yo leí ese libro y es uno de mis favoritos. Esos dos niños se robaron mi corazón aunque sí tuviera unos así de traviesos tendría a jesus en la boca ehhehehe yo también le hice reseña :)

    ResponderEliminar
  2. ¡A mi también me encanto!sobre todo la parte en la que empiezan a pensar distintas maneras de matar a tío. ¡Es genial! :)

    ResponderEliminar
  3. ¡A mi también me encanto!sobre todo la parte en la que empiezan a pensar distintas maneras de matar a tío. ¡Es genial! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii a mí también me gustaba esa parta y encima cuando le querían cargar al muerto al Sr que no me acuerdo su nombre ehhehe unos pillines

      Eliminar