miércoles, 10 de junio de 2015

LA JOVEN DURMIENTE Y EL HUSO



AUTOR: Neil Gaiman
EDITORIAL: Salamandra
Nº DE PÁGINAS: 72
ENCUADERNACIÓN: Tapa dura
PRECIO: 18 








                                                                       


Había una vez, en un reino no muy lejano, una princesa que se hallaba sumida en un sueño eterno, víctima de una maldición lanzada por una bruja, no, un hada malvada, no, no, de una hechicera. La princesa y sus súbditos llevaban durmiendo décadas y nadie, ni los más intrépidos héroes y heroínas habían logrado despertarla. Sin embargo, el sueño comenzó a propagarse como la más virulenta de las cepas, recorriendo primero metros y después kilómetros dejando tras de si a mujeres, hombres, niños e incluso animales dormidos en medio de sus actividades y quehaceres. El sueño avanzaba cada vez más rápido sin que nadie pudiera hacer nada para detenerlo, hasta que la noticia llego a oídos de tres enanos; leales vasallos de una hermosa reina que poseía el pelo más negro que jamás hayáis visto y la piel tan pálida y blanca que en ocasiones parecía transparente. A pesar de que faltaban pocos días para su casamiento, la reina partió a lomos de su blanco caballo en compañía de sus tres leales enanos para rescatar a la princesa y al resto de los durmientes.
 
¿Os resulta familiar, verdad? En este cuento Neil Gaiman fusiona como solo él puede hacerlo las historias de la bella durmiente y blancanieves. Neil Gaiman es uno de mis escritores fetiche, tiene algo especial y único, y es que Gaiman es ante todo y sobre todo un cuentacuentos, solo él es capaz de retrotraernos a los lugares más oscuros y lúgubres de la infancia y hacer de ellos rincones que nos atrapan y en lo que nos gustaría quedarnos un rato, a pesar de lo que puede acechar tras las sombras.

Tal vez, esta historia os recuerde a otras, tal vez tengáis una sensación de déjà vu, pero es solo eso, una sensación, puesto que no os encontrareis nada esperado, más bien tendréis un encuentro con lo insólito. Aquí no hay princesas desamparadas a la espera de un apuesto y valiente príncipe que debe salvarlas, y no hay reyes que concederán la mano de su hija al valiente joven capaz de rescatarla.No,aquí hay reinas capaces de tomar las riendas y elegir su destino, capaces de cambiar su deslumbrante vestido de novia por una cota de malla y una espada y salir al rescate de todo un reino.


Pidió su cota de malla. Pidió su espada. Pidió que le llevaran provisiones y su caballo y, montada en él, abandonó el castillo en dirección al este.

Neil Gaiman reinventa dos historias ya conocidas aportándoles toques de oscuridad, creando un universo totalmente diferente y haciéndonos disfrutar al más puro estilo Gaiman. La lectura se convierte aún más deliciosa si cabe, gracias a las ilustraciones de Chris Riddell. Ambos han creado una pequeña joya junto a la que no os arrepentiréis de pasar un mágico ratito.


     ∞+++

No hay comentarios:

Publicar un comentario